Viajera del Rio / Analisis de Letra de canciones.

El día de hoy iniciaré el segmento que lleva por nombre:

Análisis de Letras de Canciones.

Para la 1era entrega les presento la obra Viajera del Río esta hermosa canción fue compuesta por Manuel Yánez

Viajera Del Rio


Paseando una vez

por el malecón
extasiado me quedé
al ver una flor
perfumando al río.

Era angelical
como el azahar
y corría y corría,
cruzando el horizonte
se perdía.

La quise tocar
la quise abrazar
quise amarla como a tí
-Ni que fuera un mago
para contener
la fuerza del río-,
y se fue ocultando
y se fue marchando
luego desapareció,
pasaron los años
y el arcano tiempo
la alejó de mí;
por eso en mis sueños
cuando te recuerdo
triste voy al malecón,
para ver si el río
cambia la corriente
y vuelvo a ver mi flor.


Comencemos con el análisis de esta bella canción diciendo que: según una perspectiva muy general de esta obra pudieramos pensar que fue compuesta para un amor que se fue, para un amor imposible, o simplemente de un hombre a una mujer inalcanzable.
Luego de revisar frase por frase nos podemos dar cuenta de que habla en 1era persona, y en tiempo pasado, pero no define fecha, pero si define un lugar específico, no dice “un malecón”, sinó “el malecón”, un lugar conocido o entendido por las partes, luego viene una imagen metafórica, “una flor perfumando el río”; luego le da una característica humano/celestial, le da un adjetivo calificativo, le llama Angelical, y hay un símil cuando le diche “como el azahar”, pero dice “y corría y corría” la humaniza ya que una flor no puede correr, nos podemos suponer que era algo querido pero que tuvo y se fue yendo al final del camino, podemos entender que se fue pero como poco a poco (en el horizonte).

Si pensábamos hasta ahora que era dedicada al amor de su vida, a una mujer, o a su pareja, nos damos cuenta que no, porque en la siguiente parte le confiesa directamente a su amada: “quise amarla como a tí”, y ese amarla, está precedido porque la quiso tocar y abrazar, pero no pudo entonces debemos suponer que era intangible.

Luego dice: “ni que fuera un mago, para contener la fuerza del río”; esa frase es trascendental en la canción, porque él se compara y hasta añora no tener poderes sobrenaturales, o simplemente ser alguien todopoderoso, entonces es preciso indicar que ese elemento río es mucho mas que eso, puede verse como algo que no tiene reversa, que nunca podrá cambiarse, que no se devuelve; mas adelante dice “y se fue marchando”, ese verbo está en gerundio, que indica una acción en pleno desarrollo, (ando, iendo, etc), entonces deducimos que fue poco a poco, y “luego desapareció”, tambien hace alusión a que “pasaron los años” y menciona al “tiempo” que fue el responsable.
En este momento podemos tener una perspectiva diferente, porque aunque si pudo haber sido un amor, ese amor pudo regresar, pero al igual que el río, el tiempo viaja en una sola dirección, entonces, es algo mas que un amor humano, es otra cosa.
El autor nos dice:”por eso en mis sueños, cuando la recuerdo, triste voy al malecón”, ya sabemos que en la vida real no puede volver al malecón, el lugar ya no existe, y no dice que esperará a que regrese, ya que sabe que nunca volverá porque es un condicionante la dirección del río, y solo en sueños es posible, de manera que culmina con la frase “para ver si el río cambia la corriente y vuelvo a ver mi flor”.
Entonces ya sabemos que el autor está resignado a que ese “amor” no volverá, y que debe viajar en sueños para poder ver a su flor, si y solo si cambia su corriente.
Tenemos que es intangible, entonces no es una persona, dice que algo que viaja en un solo sentido se la llevó lentamente, menciona al tiempo; podemos pensar que de lo que nos habla, y que esa Viajera del Río que tanto ama y añora, que conoció pero que se fue lentamente y que no pudo hacer algo para retenerla, no es otra mas que:“La Juventud”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*